Lagartija Nick @ Caracol, 19/05/2011 : #losputosamos

De una zona de conflicto a otra. Separadas por pocos metros. De Sol a Caracol. La tarde fue, por lo tanto, muy  conflictiva. En el buen sentido, si tal cosa se me permite. Lagartija Nick vive una segunda juventud. Olvidados ya, afortunadamente, sus devaneos con el trash metal, han encadenado una serie de trabajos que, si bien no alcanzan el nivel de genialidad absoluta de su trilogía magistral Hipnosis-Inercia-Su, siguen mostrando un nivel  difícil de encontrar actualmente. Da igual la formación que presenten (en esta ocasión un trío Arias-Erik-Víctor Lapido), la electricidad de su pop-rock sónico no decae y su genuina originalidad abruma como siempre. Pocos grupos tienen un estilo y un sonido tan reconocibles y al mismo tiempo tan completamente distintos a lo que hacen sus contemporáneos. Han vuelto a sus orígenes, cuando tras discos como “Ulterior” o su disco homónimo algunos nos temimos haberlos perdido para siempre. Ni un resquicio tan sólo dejan para esos LPs y esa época en los directos, excepción hecha de miradas de soslayo a “Val del Omar“, punto de inflexión clarísimo en su historia. Las letras postmodernas de Arias, los inconfundibles golpes brutales de Erik, las guitarras salvajes y rabiosas, futuristas y desordenadas, de Lapido. El wah-wah y la distorsión, las frenéticas líneas de bajo. Sonido Lagartija. #losputosamos, que diría Pep.

Y ya centrándonos en el concierto en sí, también, nivel Lagartija Nick. Antonio Arias es un genio. Y un genio prolífico, inquieto. Un frontman con personalidad, talento y sentido del humor. Y no pierde oportunidad de demostrarlos cada vez que sube a un escenario. Si a eso le unimos la entrega de Erik y Víctor Lapido, cualquier fan irredento de la banda, entre los cuáles me incluyo, tuvo obligatoriamente que disfrutar intensamente del espectáculo (quizás un poco corto, por poner alguna pega) . Sin importar que el aforo, mermado quizás por la temprana hora, fuese apenas media sala. “Tan raro, tan extraño, tan difícil”, “Inercia”, “Estratosfera” “Nuevo Harlem”, “Universal“,  fueron algunos de los clásicos que fueron intercalando entre los nuevos temas que aspiran a serlo y que conforman “Zona de conflicto“, su nueva entrega. Sonaron “Tiempo de Exposición”, “Mi vida anterior” o “Supercuerda” entre las candidatas a engrosar sus setlists futuros. Incluso incluyeron canciones extraídas del álbum en solitario de Antonio, “Multiverso“, dándole si cabe más variedad al concierto y haciéndolo aún más completo. El hecho de que se echaran en falta algunos “imprescindibles” no deja ser un muy buen síntoma, un indicador de que esta banda tiene una trayectoria magnífica y de que están más vivos que nunca, por mucho que nos digan que están en zona de conflicto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s